Somospassivhaus coanda logotipo

SOMOS PASSIVHAUS

Estos son los beneficios de una casa pasiva ...

Casas que no necesitan calefacción

#1

Se calientan con la luz del Sol.

Son casas que apenas necesitan calefacción, se calientan principalmente mediante el sol, con el consiguiente ahorro.

#2

Ahorro de hasta un 80%.

Debido a los materiales y al proceso de construcción, las pérdidas por calor se reducen drásticamente.

Casas con un interior más saludable

#3

El aire del interior es más saludable.

El proceso de ventilación interior de la casa pasiva es natural y la calidad interior es superior con respecto a una casa convencional.

Máximo confort acústico

#4

Máximo confort acústico.

Otra ventaja con respecto a una casa convencional es que su aislamiento acústico es muy elevado. No se oyen ruidos

MÁS VENTAJAS

Son edificios con una muy alta eficiencia energética

Mayor confort.

Todo el interior está a la misma temperatura, olvídate de los rincones fríos.

Casas con grandes superficies acristaladas

Superficies acristaladas.

Son casas con grandes superficies acristaladas y enormes vistas.

Plantas de interior más saludables

Plantas más saludables.

Gracias a la mayor pureza del aire las plantas de interior se desarrollan mejor.

Sin aire acondicionado

Sin Aire Acondicionado.

No pasas calor en verano y no es necesario el aire acondicionado.

Casas sin polvo

Sin polvo.

La ventilación natural reduce el volumen de polvo al mínimo.

Mayor descanso.

Cuando vives en una vivienda pasiva descansas mejor que en vacaciones.

Se puede obtener el certificado passivhaus en cualquier tipo de edificio

¡ SE PUEDE APLICAR A CUALQUER EDIFICIO !

Puedes disfrutar de las ventajas del confort passivhaus en cualquier actuación

passivhaus aplicable a cualquier edificio-promociones-de-vivienda

Promociones de viviendas

Aplicando el estándar passive house los promotores pueden aportar un plus de calidad a la venta de viviendas con un mayor confort que lo habitual.

Reformas interiores en viviendas y locales

Se pueden realizar tanto en viviendas como en locales que cumpliendo los requisitos del passive house institut y reduciendo sus gastos energéticos

Rehabilitación energética

Rehabilitar un edificio bajo el estándar es posible e incluso sencillo. Tanto en viviendas como en edificios singulares y públicos

passivhaus aplicable a cualquier edificio-promociones-de-vivienda

Edificios singulares, oficinas...

Los edificios singulares tienen un alto coste energético que podemos reducir aplicando passivhaus a la vez que creamos espacios mas saludables

BIENVENIDO A TU NUEVA VIDA MÁS CONFORTABLE

coste de una casa pasiva

¿Y EL COSTE?

En global, entre construcción, uso y mantenimiento, son edificios mucho más baratos

Precio de una casa pasiva

(1) En una vivienda pasiva el precio de construcción se encarece un 4% por el incremento de aislamiento, la estanqueidad, el incremento de prestaciones de las ventanas y el sistema de ventilación RCP.

(2) Ejemplo: en una vivienda de 150 m2 el ahorro anual energético es de 1200€. Esto supone que en 5 años hemos rentabilizado el 4% de sobrecoste de una vivienda pasiva.

Se puede diseñar y construir una vivienda pasiva por el mismo precio que una vivienda convencional. Hay que pensar que el precio de una vivienda es el precio de construcción más la “hipoteca energética” que es el precio de energía que gastamos anualmente.

En una vivienda convencional el precio de construcción puede ser más bajo que el precio de construcción de una vivienda pasiva, pero la hipoteca energética es mucho mayor, con lo cual, el precio de una vivienda pasiva es menor que el de una vivienda convencional si hacemos números a 30 años que es el periodo medio de una hipoteca.

Preguntas frecuentes sobre el estándar passivhaus o passiv house

10 PREGUNTAS FRECUENTES

Todo lo que querías saber sobre passivhaus y quisiste preguntar

Pasamos mucho tiempo dentro de edificios y si se trata de nuestra vivienda mucho más. Cuando alguien inicia la aventura de construirse su casa, suele preocuparse mucho por elegir un buen diseño, unos técnicos apropiados, un constructor solvente, así como buenos materiales y acabados. Pero la mayoría de promotores desconocen cómo se puede influir en el confort interior de su vivienda.

Passivhaus es un estándar, un método de diseño y construcción, que aúna todos estos aspectos con el único objetivo de obtener edificios más confortables, controlando la temperatura, humedad, iluminación y calidad del aire interior.

Los edificios pasivos son edificios muy aislados y estancos. deben cumplir tres condiciones básicas:
La demanda de calefacción y refrigeración no debe superar los 15kWh/m² año.
El consumo de energía primaria (electricidad de instalaciones, máquinas, electrodomésticos, iluminación…etc.) tiene que ser como máximo de 120kWh/m²año.
El máximo de renovaciones no controladas de aire por hora (ren/h) de estas viviendas es de 0,6 ren/h (a una presión de 50 Pa). Estas infiltraciones de aire no controladas dentro de la vivienda se miden con una prueba en obra, el ensayo blower door. 

Para conseguir cumplir los objetivos passivhaus hay que aplicar 5 principios básicos: 

  1. Colocar un elevado aislamiento térmico continuo
  2. Asegurar una envolvente estanca al paso de infiltraciones de aire
  3. Evitar o minimizar los puentes térmicos
  4. Instalar puertas y ventanas de altas prestaciones
  5. Utilizar un sistema de ventilación mecánica con recuperador de calor.

Y tan importante como esto es contar con profesionales cualificados y con experiencia avalada. Nosotros podemos ayudarte.

Una vivienda pasiva no tiene por qué construirse de una manera concreta o con un diseño concreto. Hay muchas viviendas y edificios pasivos en España con estéticas diferentes y construidas con soluciones constructivas diferentes. Solamente hay que cumplir los requisitos básicos y ser minucioso siguiendo los principios de diseño y construcción que antes hemos comentado.

Claro que sí !

En una vivienda convencional se abren las ventanas principalmente por necesidad de ventilación o por querer disfrutar de las vistas y ambiente exterior. En una vivienda pasiva, no tienes la necesidad de ventilar, pero se pueden abrir cuando quieras, el sistema de ventilación se regulará en función de las necesidades de la vivienda para que ese aire nuevo que entra se adapte a las condiciones de confort interior de la casa.

La diferencia principal es que la normativa actual no tiene en cuenta el control de las infiltraciones de aire no deseadas, con lo cual, las pérdidas de energía en una vivienda pasiva están mucho más controladas y la calidad del aire interior es muy superior en una passivhaus.

Las viviendas y edificios pasivos incorporan siempre un sistema de ventilación con recuperador de calor que está funcionando ininterrumpidamente 24h al día. Este sistema incorpora filtros que limpian el aire (colocando la calidad de filtros que se requieran) introduciendo en la vivienda un aire puro, limpio, filtrado, sin alérgenos, sin polen y evacuando el CO2 que se acumula en el interior a través de la extracción del sistema, consiguiendo un ambiente interior mucho más saludable y constantemente renovado.

Una vivienda pasiva tiene el sobrecoste de los sistemas adicionales que incorpora, como la hermeticidad y la ventilación. Así como el aumento de aislamiento y las mejoras de las prestaciones de ventanas y puertas. Esto suele conllevar un sobrecoste de un 5-10% sobre una casa convencional.

No obstante una vivienda es un organismo vivo que no solo cuesta construir sino mantener y proveer de energía para calefacción y ahí es donde el passivhaus gana la carrera de fondo. En una vivienda pasiva ahorras hasta un 80% de la energía que consume una vivienda convencional, reduciendo la hipoteca energética, con lo cual, la amortización del sobrecoste de construcción es muy rápido, unos 5-8 años.

Una casa pasiva se diseña para que aproveche al máximo la radiación solar, adaptándola a la parcela donde se ubica y a la climatología de la zona. Sus grandes ventanales de altas prestaciones aprovechar la radiacción solar para calefactar la vivienda sin perder energía a través de los vidrios. Esto unido al sistema de ventilación puede ser suficiente para calefactar la vivienda en invierno. Si bien es cierto, que en ocasiones, se requiere de pequeños sistemas adicionales para conseguir el confort interior.

El elevado confort es continuo durante todo el año. El elevado aislamiento y hermeticidad nos protege también del calor en verano, impidiendo que la radiación solar entre en la vivienda.

Las viviendas pasivas se calculan para que la temperatura interior de la vivienda no supere los 25 ºC en verano en más de un 10% del total de horas de verano. Con lo cual, no hay sobrecalentamiento del aire interior y en verano también son muy confortables.

En las viviendas pasivas el consumo de energía de instalaciones, electrodomésticos e iluminación es mucho más bajo que en una vivienda convencional, con lo cual el consumo eléctrico de estas viviendas es muy bajo. Si se quiere producir esa energía de forma autosuficiente, es más fácil porque necesitas producir menos. Con una instalación fotovoltaica pequeña, se puede producir electricidad para abastecer la vivienda.

Si quieres ir un paso más allá... ¡pruébalo!

¿QUIERES VISITAR UNA PASSIVHAUS?

Si quieres probarlo podemos enseñarte obras reales, viviendas terminadas y familias satisfechas 🙂